Las Defensorías del Pueblo del país solicitarán la prórroga de la extensión del régimen de moratorias previsionales

En el marco del II Plenario de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (ADPRA), fue aprobada la solicitud de prórroga de la Ley Nº 26.970, cuyo objeto es pedir una extensión del régimen de moratorias previsionales. El pedido fue elevado por la Defensora del Pueblo de Bariloche, la Dra. Beatriz Oñate, durante la jornada que se desarrolló en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -el 13 de junio- bajo la organización de la Defensoría del Pueblo de CABA y ADPRA.

Cabe mencionar que -en paralelo- el Concejo Municipal de Bariloche aprobó por unanimidad un proyecto de comunicación que tiene el mismo espíritu, el cual fue trabajado en conjunto por la Defensoría del Pueblo de Bariloche, el Concejal Gerardo Ávila (JSB) y el Consejo Local de Adultos Mayores de la ciudad. A partir del consenso a favor de la propuesta, los Defensores y las Defensoras del Pueblo que integran ADPRA se encargarán de replicar la iniciativa en cada uno de los Municipios a los que representan.

A continuación, se copian los fundamentos de la solicitud:

En 2014, se sancionó la Ley 26.970, la cual creaba la extensión por tres años del régimen de moratorias establecido en el gobierno anterior por la Ley Nº 24.476.

Ello posibilitó que muchas personas que cumplen con la edad jubilatoria establecida, pero que no cuentan con la cantidad de años de aportes necesarios para jubilarse; debido en su mayoría por no ser registrados por sus empleadores o debieron cumplir con trabajos de cuidado domésticos dentro del ámbito intrafamiliar, pudieran comprar años de aporte con un sistema de planes de pago muy accesible.

Cabe decir que la Ley Nº 24.476, desde su creación ha beneficiado aproximadamente a dos millones de mujeres, ubicándose como uno de los instrumentos más destacados de empoderamiento y de lucha contra la pobreza y desigualdad entre los adultos mayores siendo que constituye una fuente de ingresos para mujeres de avanzada edad. Si bien dichas legislaciones fueron para hombres y mujeres, del total accedieron a la jubilación con moratoria, el 86 por ciento de mujeres. Esta afirmación demuestra la condición de trabajadoras de millones de mujeres que realizan trabajo no remunerado en sus hogares. Esta fue la razón por la cual a la moratoria se la conoció como “jubilación para amas de casa”.

La economista Eva Sacco del Centro de Economía Argentina manifestó que “la moratoria es la decisión política de reconocer a la jubilación como un derecho, es decir reconocer al trabajo más allá de los aportes o no, porque la persona que trabajó, independientemente de la regularidad o no, hizo un aporte a la sociedad con su trabajo. En este sentido es fundamental para las amas de casa y es un reconocimiento al trabajo de cuidado en el ámbito intrafamiliar, porque valga la redundancia, se les reconoce el trabajo para reproducir la fuerza del trabajo”.

Que también debemos ponderar los principios de progresividad e irreversibilidad que rigen la materia. Como así también la contención que dicha normativa brinda a la población adulta mayor.

Por los motivos antes mencionados, las Defensorías del Pueblo solicitarán al Poder Ejecutivo Nacional y al Honorable Congreso de la Nación, la prórroga de los términos de la moratoria de la Ley Nº 26.970 que vencen el 23 de julio de este año.