Celebramos el Día del Inmigrante

Celebramos el Día del Inmigrante

IMG_7616La Defensora del Pueblo, Dra Beatriz Oñate, participó del acto en conmemoración por el Día del Inmigrante, organizado por la Delegación de Migraciones y la Municipalidad donde se homenajeó a los extranjeros que viven en nuestra ciudad desde hace muchos años.

Momentos emotivos 

Una historia de tantas que aportaron a nuestra sociedad es el de  Nella Cerrone, una de las homenajeadas, que contó que  durante la guerra su familia fue tomada como escudo humano de los soldados Alemanes, quienes los llevaron de un lado a otro. Al finalizar la guerra, regresaron a su pueblo despues de dos años pero no encontraron su vivienda ya que había sido bombardeada. Por temor a otra guerra, decidieron venirse a Argentina en noviembre de 1951. Desde hace más de 67 años que Nella vive en nuestro país, llegó a los 18 y ahora tiene 83 años que vivió con mucho esfuerzo de trabajo y dedicación. Nella agradecede todos los días en oración el haber sido acogida en la Argentina.

IMG_7615

El día del inmigrante fue establecido oficialmente en 1949, recordando un decreto dictado por el primer Triunvirato en 1812, que alentaba el afincamiento de extranjeros en el territorio de las Provincias Unidas, pero en realidad recién en 1876 se iba a dictar la primera ley de inmigración, como norma para regular la llegada de las oleadas de personas en su mayoría europeas en cantidades importantes.

Desde el inicio mismo de la nueva República, se abre la puerta a la inmigración, y queda plasmado esto en el preámbulo de nuestra Constitución Nacional, donde se garantizan las bondades del nuevo estado, “para nosotros, para nuestra posteridad, ypara todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino”.

Un país nuevo nacía y para ello también se contuvo a  inmigrantes que desde distintos países de Europa venía, esta inmigración primera fue organizada mediante empresas que ofrecían campos y mercado de consumo para que los recién arribados pudieran comenzar una nueva vida. Luego, a partir de tercer cuarto del siglo XIX, las oleadas inmigratorias llegaban alentadas por las noticias que recibían de los paisanos asentados en nuestro país.

Cíclicamente, cada vez que Europa se sumergía en el caos, la pobreza y la guerra, los inmigrantes llegaban a nuestras costas en busca de un futuro mejor.

Luego durante el siglo XX, a las corrientes migratorias europeas se sumarían la de los países limítrofes, y todos fueron recibidos en paz y con tolerancia, nuestro país es ejemplo en el mundo recibiendo corrientes migratorias de los más diversos puntos del planeta, dando forma a una población pluricultural que convive sin enfrentarse a conflictos étnicos o religiosos que tal vez padecían en sus propios países de origen.

Todo ello dá cuenta de que desde las diferencias es posible la construcción de un futuro en común, el cual se fusiona en nuestra hermosa Nación

IMG_7614